Nunca nada es previsto. Solo sucede.