Final feliz para “Boring Home”, la puerta del futuro

Fuente de foto: Generación Y

Primero que todo, felicitar a Orlando, a Yoani, a Claudia, y a todos aquellos que tuvieron el coraje de desafiar a la policía política, para presentar un libro de cuentos “Boring Home”, al margen de la presión intimidatoria del gobierno cubano, a un lado de la Feria del Libro de la Habana, en una esquina abierta de la fortaleza de la Cabaña.

En segundo lugar, felicitar a todos aquellos, bloguers o no, escritores o no, que en nombre de la Libertad y la Justicia Poética, dado el hecho de que estuvo en jaque la Cultura, hemos amplificado y alzado la voz en defensa de estos jóvenes intelectuales cubanos. Al estilo y la épica del clamor internacional por la liberación en el pasado de Gorki, del grupo de rock “Porno para Ricardo”.

En lo que me atañe, en cuanto supe de las amenazas en Octavo Cerco, envié sendos emails a los periódicos del País, del Mundo, y el Heraldo de Aragón, en España, para que diesen cobertura a esta situación escalofriante de amenazas políticas que rayan en el absurdo. El periódico “El País” ha dado cobertura a este caso de posible violación flagrante de los Derechos Humanos, no así que yo sepa en los otros dos periódicos, al menos en su versión digital.

Por supuesto que me alegro de haber puesto mis huevos a hervir al servicio de una posible degustación del gobierno cubano. Y me alegro también de que Orlando tenga los suyos achicharrados, y que el gobierno cubano se haya atragantado con ellos. Y claro, de todos aquellos “Eggs” anónimos que se manifestaron a favor de la liberación del libro, y de todos aquellos ovarios que propinaron trompazos a la policía.

Quiero decir que en el mundo de hoy nada es secreto, o, que se necesita de la ayuda de la gente y la prensa internacional para denunciar estos hechos, parece ser la única manera de parar las botas de una dictadura, la única manera de decirles: Eh, cuidadito¡, con un dedo alzado al estilo del hombre que no fallece nunca, pero el del medio, así, estirado como una palma.

Sin embargo, como no me fío un pelo de ese gobierno feo, debo hacer ver que todos los que asistieron a la presentación del libro, parece ser, están en perfecto estado de salud, y no tienen ningún defecto físico, ni adolecen de nada. Dan fe de ello, las fotos publicadas en los blogs Generación Y, Octavo Cerco, y otros. La historia de Cuba desde hace 50 años, tiene muchos agujeros oscuros, pozos, huecos, baches, a dónde han ido a parar escritores, intelectuales, y opositores en general.

Sé que la primera impresión es pensar: oh dios mío, una película de terror¡ Pero como digo, hay innumerables ejemplos de que esto es así.

Mientras el gobierno cubano se atraganta de huevos y ovarios opositores, recomiendo estar muy alerta.

“Boring Home” ha herido al orgullo patético-revolucionario porque ha encontrado una fisura en forma de apoyo internacional y prensa extranjera insitu, expectante, cubriendo en directo el acontecimiento, porque se dio cita el germen de una nueva cubanidad en forma de jóvenes que están hartos de sentir miedo, y como tal se expresan y se alían públicamente.

Pienso también que este éxito se debe a que el gobierno cubano trama algo, o que por algo consciente o algo ajeno a su voluntad no ha podido salirse con la suya. Esto, desde luego, poniendo en primer lugar la óptica dictatorial que el Estado cubano ha aplicado en 50 años, por lo que queda “demostrado” la lógica de mis argumentos.

Siempre uso una máxima y es “que nada ocurre por casualidad”. Por muy paranoico que suene, “nunca nada ocurre por casualidad, menos en política”.

Atendiendo a esto, se me ocurren varias hipótesis posibles.

Cuba está ahora mismo inmersa en una política de búsqueda de apoyos y recursos financieros y de mercado, reflejado en visitas continuas de jefes de estado al país, así como las visitas que ha hecho Raúl en el exterior. Esto significa que se necesita estar a bien con la comunidad internacional mientras no ocurra nada verdaderamente grave como la violencia manifiesta y explícita. Y era recomendable no intervenir, como prometían los correos y llamadas telefónicas amenazantes a Orlando y a su madre.

La otra cosa es Obama. Sí, el negrito majo de la Casa Blanca. Todo el mundo conoce ya, a primera vista, lo que Obama piensa de muchas cosas. Si como desean muchos se estuviese hablando por debajo de la mesa sobre el bloqueo, haber intervenido en una censura escandalosa y públicamente internacional habría puesto en desacuerdo a las partes implicadas, en las hipotéticas conversaciones, pero deseables, y perfectamente posibles con Obama presidente.

La otra, más natural por criolla, y menos probable, es que Cuba por fin permite cierta distensión cultural, cierta flexibilidad poética a pesar de la cortina de humo amenazante, y en realidad, palpable en la explanada de la Cabaña. Pero se presentó el libro y no se disparó un solo puñetazo al aire. Sucede por ejemplo, cuando alguien ante una muerte violenta se retuerce y estira los músculos, entonces Cuba, en voz de sus pupilos amaestrados, amenaza a muerte cultural y paliza. Pero se presentó el libro, para la alegría sincera de todos los que amamos a la libertad de opinión.

Es inevitable la comparación con el caso de Heberto Padilla, poeta crucificado culturalmente hablando. Por lo que planea en el aire el porqué Cuba permitió la presentación del libro.

No. No pienses eso. Celebrar el “supuesto” motivo de que hubiesen intervenido la presentación, para usarla como excusa y atacar al gobierno cubano, no es un acto honesto, y por lo menos yo no me siento en golpes bajos. Pero quiero saber, para comprender mejor, si es que es real algunas de las hipótesis planteadas arriba, u otras. Así como queda cierto la amenaza mafiosa por teléfono y email de los afines al gobierno, o el gobierno mismo. Esta forma de actuar y otras acumuladas y no olvidas en la historia pasada-reciente de Cuba, es lo que provoca verdadero temor, pavor, horror de Estado en todos los ámbitos de la sociedad cubana.

Aquí expreso mis temores. Y espero, de verdad os digo, que se queden simplemente en eso, falsos temores. Como quien busca, a pesar de todo, un punto cero ulterior para empezar a construir Cuba de una vez por todas.

ACRey

Hay 2 comentarios

  1. Víctor Hugo Romo

    Felicitaciones!: para los que luchamos enconadamente para botar el régimen de Pinochet en Chile usando las armas de la cultura, a punta de cuento, canción y poesía, y que hoy, a 20 años de ganada esa libertad aún vivimos al día, lejos del poder y preocupadísimos por el devenir del planeta y el patio de nuestras casas, es un ejemplo refrescante el lanzamiento de este libro ocurrido en La Habana, en las márgenes de la oficialidad, a un costado de la Feria del Libro, «fuera del juego», y en los días que nuestra presidenta visita la Isla -quisiera pensar como una muestra de cariño y gratitud a un país que contra todo lo malo ha sido desde hace mucho ejemplo de dignidad e independencia-.
    Cuba sabe lo que necesita y lo que es bueno para su pueblo. Decantará -como al parecer está ocurriendo- un modo nuevo de vivir, y esta cultura emergente -como la que representa el libro comentado y el comentario arriba recién leído- será el testimonio de lo que hicimos o fuimos capaces de hacer en los momentos más difíciles.
    Gracias por la posibilidad de bajar el libro y leerlo. Prometemos comentarlo y difundirlo entre los nuestros. Un abrazo!


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: