Llorando a mares

Leo a menudo que alguien llora. Escucho lágrimas de narradores y poetas por toda la red. Como si con sólo decir lágrima, llanto, se infligiera dolor o pena. Como si fuera suficiente una sola gota amarga para sensibilizar a la gente y lloren, quizás, como hizo siempre el público de las novelas de Corín Tellado.
Me atrevo a dar un consejo. Si quieres que la gente llore, con naturalidad, cuéntales una historia bien contada. No tiene porqué ser verdadera. Basta con que cada palabra sea franca. Hoy por hoy, o por todos los tiempos, decir solamente lágrima no conmueve.
Cuéntales, por ejemplo, cómo hay amores que verdaderamente matan, celos que apuñalan, gritos mudos que cuestionan el civismo de alguna población, hijos que observan o que son usados como moneda de cambio o que desaparecen cuando van a recoger caracoles. Cuenta que hay libertades encarceladas, países enteros usados como experimentos, dirigentes que no merecen ni una lágrima, cárceles donde los barrotes están en la mente, períodicos que a la hora de la imprenta la tinta es de limón. En fin… observa a tu alrededor.
Hay más cosas que puedes contar. Pero con estas pocas es suficiente para comenzar a llorar.
ACRey.

Hay 5 comentarios

  1. Morgana

    Hola ACRey,
    Con lo triste que tengo el día, lo nublado que esta este cielo ajeno, pero profundamente propio y tu con ese post, hermoso, pero que lleva a llorar, comenzar a llorar y no parar hasta que no haya hambre en el mundo, niños usados, barrotes a la libertad en ninguno de los países del mundo…hasta que el mar que rodea la isla que extraño no sea un muro infinito y azul.

  2. Morgana

    Gracias!
    Soy asidua de muchos blogs(sin evasión, degusanosymariposas, el de yoani) y no me había decidido a comentar(aunque han existido ocasiones y comentarios que casi me empujaban a hacerlo), ya sabes lo paranoicos que somos los cubanos, pero tu poema Cerebro off me animo a hacerlo! Así que ya nos seguiremos «viendo».
    Saludos!

  3. papelbit

    Hola Agua¡ Pues sí. Los hombres por supuesto que también lloran. Esa frase en Europa no se menciona. Pienso yo, por el problema social de la igualdad entre hombres y mujeres se intenta educar sin machismos y sin feminismos. Esto es un tema interminable, pero hay diferencias más allá de lo mero social que cae en la ciencia.
    Un abrazo¡


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: