Cuando se dice, ¡el espectáculo debe continuar!, y la publicidad es ron que viene de Cuba, no puedo evitar comparar, sopesar, hacer balance, entre las miserias de la isla y todo el dinero mal gastado o invertido en hacer promoción de ron, tabaco, y ...