El Moncayo es una montaña cerca de Zaragoza, lo suficientemente alta para tener casi siempre nieve. El bosque del Moncayo cobra una belleza especial cuando llega el Otoño. Los hongos crecen como hongos. El viento sopla permanentemente como si fuese parte de la montaña. Las hojas, los palos húmedos, los troncos caídos… todo forma parte de la naturaleza visual del Moncayo. Excepto nosotros.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *