Murillo de Gállego pertenece como pueblo a lo que antiguamente se llamó “Reino de los Mallos”, y aún hoy se mantiene en la voz de la gente. Otros pueblos del Reino son Agüero, Riglos, Marcuello, Ayerbe, Sangarrén y Callén.

Lo de Reino viene porque la segunda esposa de Pedro I de Aragón, Berta (mujer misteriosa de la que apenas se sabe algo) reinó tras la muerte de este sobre estos pueblos desde el Castillo de Marcuello (en ruinas), y el Castillo de Agüero (desaparecido y del que tan sólo se observa restos de su aljibe).

De paso, otros Castillos curiosos de la zona son el de Ayerbe (en ruinas) y el espectacular Castillo de Loarre, muy bien conservado al que puedes visitar por dentro como un museo.

Volviendo a Murillo, el pueblo está franqueado por sus Mallos. Desde lo alto puedes ver una vista impresionante de los Mallos de Riglos, justo enfrente. Y a una hora caminado, los Mallos de Agüero.

Exactamente el término “Mallo” significa un tipo de formación rocosa, empinada y redondeada en su punta debido a la erosión de los ríos antiguos, la lluvia y el viento.

Los Mallos son perfectos para la escalada libre o con cuerda. Tanto así que la zona está plagada de Empresas de Aventuras que explotan la Escalada, el Puenting, y el descenso en canoas por el río Gállego. De ahí, Murillo de Gállego.

Y por supuesto, son muchas y variadas las zonas de alojamiento para el turismo rural, como “La Posada de Liena”.

En esta colección de fotos sencilla y rápida puedes ver un adelanto del futuro trabajo que haré en la Posada de Liena, la Iglesia de Murillo, y lo que se ve desde su Plaza.

Turismo

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *