Este es un ejercicio de sondeo de cuántos canales de información existen, y a cuáles estamos expuestos y dónde. También es un ejercicio para comprender cuándo decidimos o no consumir publicidad, cuándo nos llega sin querer, o cuándo vamos en su búsqueda.


7 de la mañana.

Rodrigo se levanta de la cama y se prepara para ir al trabajo. Mientras se baña o esté en el baño podría escuchar alguna aplicación de Radio o Podcast con las noticias de su interés.

Mientras desayuna podría ver una Smart Tv con programación a la carta, o revisar sus cuentas en Redes Sociales, ya que muchos de sus amigos viven en otros países.

8 de la mañana.

Cuando coge el coche para ir a su trabajo puede escuchar la radio tradicional en FM, o sincronizar su smatphone por bluetooth para continuar escuchando la programación en Podcast de su App preferida, música o noticias.

9 de la mañana.

Llega al trabajo pero antes de comenzar su jornada se toma un café en el bar más cercano y es posible que lea el periódico del día, de manera que contrasta las noticias con las ya escuchadas o leídas en Redes Sociales, o en los principales medios internacionales mediantes aplicaciones seleccionables a su antojo en una televisión inteligente.

En el trayecto a su trabajo ve, sin querer, la publicidad de varias vallas gigantes.

9.20 de la mañana.

Entra en su oficina y lee todos los emails de su bandeja de entrada, muchos de ellos Newsletter. Si Rodrigo fuese un hombre curioso, y todo parece indicar que lo es, tendría aplicaciones en su escritorio del Pc con feeds de Blogs y Medios digitales que hablan y comparten contenidos relacionados con su trabajo.

Algunas Newsletter llaman su atención y visita el link, por ejemplo viendo un vídeo en Youtube.

Retoma su trabajo en la oficina hasta la hora de comer.

14:00 Tarde.

Baja al Bar nuevamente para comer algo, o es invitado a una reunión en un restaurante cercano. En cualquier caso lo más probable es que exista una televisión con contenidos tradicionales porque aún los bares y restaurantes no dan el paso definitivo hacia la televisión inteligente, programática, y así ve un programa de televisión que le aburre, mientras conversa, y come.

Como se aburre, de vez en cuando mira su móvil repasando el timeline de sus redes sociales. Retoma el vídeo que le llamó a la atención y se lo enseña a su compañero.

15.30 Tarde.

De vuelta a su oficina relee nuevamente sus feeds visitando blogs y páginas web relacionadas con su trabajo, antes de concentrarse otra vez en lo que estaba haciendo antes de ir a comer.

18:00 Tarde.

De regreso a casa, esta vez escucha música en streaming en la radio del coche. Y ve, más vallas publicitarias durante el trayecto.

19:00 Tarde

Rodrigo se cuida y le gusta hacer deporte, así que va al Gym. Durante la sesión en el gimnasio es probable que continúe escuchando su programación preferida en podcasts, aprenda inglés mediante una aplicación del móvil, o escuche radio online a la carta en una clasificación infinita de canales y estilos de música.

20:00 Noche

Ya relajado se toma un café en la máquina dispensadora del gimnasio, mientras escoje alguna revista actual de salud o musculación. También están los periódicos del día, pero ya ojeó los titulares esta mañana.

21:30 Noche

Decide ir al cine. Lo primero que ve es publicidad en la gran pantalla antes de comenzar la película. Durante la película se hace evidente el emplazamiento publicitario de marcas en objetos que, en principio, pasan desapercibidos.

24:00 Noche

De regreso a casa, a pie, no puede escapar de los carteles publicitarios y nombres de los negocios en las calle de su ciudad, así como tampoco puede evitar mirar los escaparates de las tiendas.

00:30 Noche

Se acuesta. No sin antes comprobar que pasó en las redes sociales en su smartphone.


Es obvio, conociendo cómo funciona hoy la publicidad, que en cualquier canal veremos cuñas publicitarias, excepto si hemos pagado por el servicio, como los servicios de streamming en radio.

Si reeles el texto con sentido crítico verás que hay espacios publicitarios ocultos, no mencionados, pero que en la vida real existen.

De hecho, si crees que falta algún canal no mencionado, compártelo, y reescribo el texto para incorporarlo.

Creo sinceramente que este es un ejercicio lógico para dectectar oportunidades publicitarias en la vida de una persona, y a su vez, replantea la ética de hasta qué punto pondremos publicidad en la vida de la gente.

Si te ha parecido útil, comparte! 😉

Opiniones

One Reply to “Todos los canales de consumo de información y publicidad, en un día.”

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *