Sigo muchas cuentas interesantes sobre cultura y tecnología, una de ellas es ARS. Cuando vi que habían publicado un Corto escrito por una inteligencia artificial me quedé sorprendido. Quería saber más, cómo era posible.

El corto se llama Sunspring, y como dicen en ARS, ha sido escrito completamente por una IA y no sólo eso, sino también parte de la música. Luego un Director seleccionó a los actores y comenzó el rodaje.

El corto Sunspring trata de tres personas que viven en un futuro extraño, posiblemente en una estación espacial, quizás en una relación amorosa a tres bandas. El término “probable” no es casual porque el guión no deja de ser extraño y raro, así que todo parece algo que no se sabe exactamente si es. Pero se intuye el futuro y la nave espacial por la escenografía que la IA pautó, por las relaciones entre los personajes y los diálogos.

No soy un experto en IA pero ARS explica que el algoritmo se basa en una red neuronal recurrente llamada memoria larga a corto plazo, o en sus siglas LSTM, llamada así por los técnicos y expertos. Sin embargo, la IA se llamó así misma Benjamín.

El Director del corto se llama Oscar Sharp y produjo el corto para Sci-Fi London en el marco de un Festival de Cine llamado 48-Hour Film Challenge, donde los concursantes reciben una serie de indicaciones que tienen que aparecer en una película que hacen durante los próximos dos días.

Un colaborador de Sharp llamado, Ross Goodwin , es un investigador de IA en la Universidad de Nueva York y proporcionó a Benjamín la orden de escribir un guión. Mientras el elenco se reunía alrededor de una impresora, Benjamín entregó el guión. Tenía cosas muy raras pero los actores empezaron a leer e interpretar el guión, añadiendo lenguaje corporal. Incluso Benjamín compuso una canción Pop después de aprender y leer otras 30000 canciones Pop.

Cómo se creó la Inteligencia Artificial Benjamín

Cuando Sharp estaba en la escuela de cine en Nueva York hizo varios descubrimientos, entre ellos conocer a Goodwin, un ex escritor que estudiaba el procesamiento del lenguaje natural y las redes neuronales. Los dos estaban obsesionados con descubrir cómo hacer que las máquinas creasen piezas originales de escritura.

Durante años, Sharp quiso crear una película a partir de partes aleatorias, llegando incluso a escribir una obra con fragmentos de texto elegidos por tiras de dados. Goodwin por su parte, perfeccionó sus habilidades de escritura asistida por máquina, había usado cadenas de Markov para escribir poesía. por ejemplo. A medida que se conocieron en Nueva York, Sharp le contó a Goodwin su sueño de colaborar con una IA para escribir un guión. Más de un año y muchos algoritmos de prueba, Goodwin construyó una IA que podría.

Las Cadenas de Márkov son unos cálculos matemáticos usados en Probabilidad Estadísticas que anticipan el futuro o posición de algo si conocemos justo su paso anterior, y su paso anterior, y así. Lo descubrió el ruso Márkov y lo puso en práctica en 1907. Hoy es muy usado como vemos en IA, Internet, Economía y varias aplicaciones más.

Conociendo más a Benjamín

Benjamin es una red neuronal recurrente LSTM, un tipo de IA que con frecuencia se utiliza para el reconocimiento de texto. Para entrenar a Benjamin, Goodwin alimentó a la IA con docenas de guiones de ciencia ficción que encontró en Internet, principalmente películas de los años 80 y 90. Benjamin los leyó al pie de la letra, aprendiendo a predecir qué letras tendían a seguirse mutuamente y a partir de ahí qué palabras y frases tendían a ocurrir juntas.

La ventaja de un algoritmo LSTM sobre una cadena de Markov es que puede muestrear cadenas de letras mucho más largas, por lo que es mejor para predecir párrafos completos en lugar de solo unas pocas palabras. También es bueno para generar oraciones originales en lugar de cortar y pegar oraciones.

Con el tiempo, Benjamin aprendió a imitar la estructura de un guión, produciendo instrucciones escénicas y líneas de caracteres bien formateadas. Lo único que la IA no podía aprender eran nombres propios, porque no se usan como otras palabras y son muy impredecibles. Así que Goodwin cambió todos los nombres de personajes en el cuerpo de guiones de Benjamin a letras individuales. Es por eso que los personajes en Sunspring se llaman H, H2 y C. De hecho, el guión original tenía dos personajes separados llamados H, lo que confundió tanto a los humanos que Sharp apodó uno de ellos H2, solo para no confundir a los personajes.

Cuando Sharp y Goodwin ingresaron a Sunspring en el concurso Sci-Fi de Londres, quedaron encantados cuando los jueces lo colocaron en el top ten de cientos de entradas. Un juez, el galardonado autor de ciencia ficción Pat Cadigan, dijo: “Les daré las mejores notas si prometen no volver a hacer esto nunca más”.

Basado en un post original de ARS, reescrito al español por AC.
Curate Video

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *