Preparando la Empresa para el Internet del Contenido

7 años ago  •  By  •  0 Comments

La variable fundamental para una empresa, por tanto, pasa a ser su capacidad para generar contenidos.

Permitan que muestre fragmentos e ideas del gran artículo escrito y publicado por Enrique Dans, profesor experto universitario en la sociedad digital, y le felicito sinceramente por su magnífico trabajo.

El artículo de Enrique Dans trata sobre los cambios del Marketing rígido y el aprovechamiento real de internet en la empresa. He seleccionado algunos fragmentos que reproduzco con sus propias palabras. Mi parte del post muere aquí, y queda abierto porque es para pensar…

Enrique Dans: «El márketing, la web social y las formas de tirar el dinero»

Cada persona es, en sí, un medio de comunicación capaz de manejar texto, imagen o vídeo sin más complejidad que hacer clic, arrastrar y soltar sobre la herramienta adecuada en un ordenador o teclear algo en un teléfono móvil.

…en un mundo en el que siempre había alguien conectado a un medio social, toda estrategia
diseñada en torno a la ocultación y al engaño estaba destinada a fallar.

Cualquier persona, sin necesidad de ningún tipo de habilidad o conocimiento tecnológico digno de mención, podía convertirse en productora de contenidos simplemente escribiendo en una aplicación sencilla, rellenando un formulario o tecleando un mensaje de ciento cuarenta caracteres.

La presencia en la web, que hasta el momento se había caracterizado por ser simplemente un “folleto electrónico glorificado” que se modificaba una vez al año, cambia radicalmente.

La variable fundamental para una empresa, por tanto, pasa a ser su capacidad para generar contenidos. Son contenidos que debe mostrar en su página web, en muchas ocasiones con gestores de contenido similares a los de los blogs, que cualquiera puede gestionar fácilmente, y en los que resulta necesario adoptar un estilo comunicacional sencillo, no alambicado ni artificial.

Las empresas empiezan a pensar temas sobre los que crear contenido, y se dedican, en muchos casos, a seguir con su misma estrategia de antes: decir que son las mejores, lo que carece de credibilidad.

Básicamente, una estrategia de web social se compone de gestión y SEO en una página web, de gestión de publicidad y SEM (Search Engine Marketing), de gestión de comunidad y, por supuesto, de definición de objetivos de control en la analítica. El contenido es la clave, y su optimización, difusión y comunicación definen las líneas fundamentales de expresión del mismo.