De vez en cuando recibo correos de empresas que aún practican el “Intercambio de Enlaces” como reclamo de un mejor posicionamiento web en Internet. Y particularmente no creo en el intercambio de enlaces como recurso de venta o transacción de favores. Dejemos las cosas claras.

¿Qué es el Intercambio de Enlaces?

El éxito de Google como buscador vino, entre otras cosas, al otorgar valor a los enlaces entrantes de un sitio A desde otro sitio B.

Está claro que si un sitio enlaza a otro, o sea, pone un link hacia ese otro sitio, es porque el sitio A considera que el sitio B tiene valor de algún tipo, o eso al menos es lo éticamente correcto. Ya sea “valor de conocimiento”, “valor de calidad por ser una empresa importante”, o “valor de relevancia porque Google considera que ese sitio es relevante”.

Si un sitio es muy enlazado, el algoritmo de Google considera que ese sitio es importante por algo, o relevante. De ahí, el famoso Page Rank de Google que ubica sitios según su relevancia en una escala del 1 al 10. (Update 2016: Google desiste del Page Rank)

Y en todo esto cuentan mucho los “backlinks”, o enlaces entrantes. Mientras más “backlinks” tenga un sitio, en principio, más importante es el sitio enlazado, y tiene mayores probabilidades de aparecer en los primeros lugares de búsqueda.

Puedes comprobar quién te ha enlazado en Internet escribiendo en el buscador site: www.tusitio.com, por ejemplo.

Lo que yo no sé es si las empresas que se dedican al intercambio de enlaces advierten a sus clientes que Google ya ha realizado varias limpiezas de sitios que enlazaban mucho, y otros que eran enlazados sin raciocinio, sin entregar un valor de verdad al usuario que haga cierta búsqueda.

Para aprender más, busca en Internet  información sobre Panda, Pinguin, y otros parches al algoritmo de Google.

¿Porqué no creo en los Intercambios de Enlaces?

Primero. No quiero estar en ninguna granja de enlaces para subir posiciones, ni estar en la rueda de los intercambios de enlaces, porque mi valor es mi contenido, mi trabajo, compartir lo que hago, lo que sé, y lo que entretenga y sirva a mis clientes y quienes me siguen.

No busco que me enlacen por encima del valor de mi sitio y sus contenidos. Si no me enlazan deberé esforzarme más y entregar mejores contenidos de valor o de entretenimiento. Y si me enlazan sin pedir nada a cambio será porque han apreciado “valor”, la moneda de cambio en el nuevo posicionamiento web.

Segundo. No puedo permitir que el posicionamiento de mi sitio esté a merced de Google con cada actualización de su algoritmo, por unos parámetros o métricas que sólo ellos conocen. Por lo tanto, yo no produzco contenidos para Google, lo hago para la gente, mis clientes, y quienes me siguen.

¿Por qué en Cinema Shot hay post orientados para otras empresas?

Evidentemente, aplico el concepto de “backlinks” en beneficio de mis clientes, como valor añadido a mis servicios. Siempre desde la perspectiva de mostrar mis trabajos, mis resultados, entretener, y apoyar al mercado nacional español al comentar actos positivos de mis clientes que merecen ser conocidos.

En cambio, no pido a nadie que me enlace, aunque quizás sería lo más lógico ya que en general las empresas españolas aún no conocen bien cómo funciona internet, y bien podría aprovecharme de ello, pero no lo hago.

Por todas estas razones es por lo que yo no practico ninguna política de Intercambio de Enlaces.

Creo profundamente en el Contenido generado en un sitio web, es lo único cierto, es el espejo que refleja la valía y profesionalidad de una empresa. Y a eso me dedico.

Eventos

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *