Continuando con el reportaje fotográfico de la Iglesia de Agüero, muestro algunos de talles de su interior sin centrarme en la parte arquitectónica del edificio.

A medio camino de la Torre, una amplia estancia vacía es presidida por adornos de dioses y símbolos que aún no tienen significado preciso. En un extremo se observa perfectamente la cabeza del Diablo.

Sorprende la escalera de Caracol tallada en piedra, estrecha y poca iluminada.

Completa este recorrido virtual con el post anterior que muestra la entrada a la Iglesia por su puerta trasera. Y en el post siguiente, que muestra el pueblo de Agüero desde lo alto de la Torre.

Para el final de este reportaje fotográfico la belleza del Campanario y sus Campanas, arte grabado y forjado en metal.

AC Fotografía

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *