Pues sí. La foto más cara del mundo pertenece a Peter Lik, fotógrafo australiano. 6.5 millones de dólares vendido a un coleccionista.

Phantom
Phantom, Peter Lik, from Petapixel

La foto está tomada en el Gran Cañón del colorado. La luz del sol entra por una oquedad y parece un fantasma. La foto es perfecta y transmite misterio.

Siguiendo la pista de Peter en Internet llegué a su sitio web dónde publica todo su trabajo. Un profesional que aprendió la fotografía de paisajes de forma autodidacta. Otro mas de los grandes fotógrafos que han aprendido por sí solos.

No sé si una foto puede valer más de 6 millones de dólares, pero el trabajo de 30 años de Peter por lugares increíbles de la tierra merece todos los respetos. Además de la excelencia técnica, el caché o fama, un equipo técnico caro muy diferente a lo que se ve por ahí, el tiempo que emplea, la pasión, todo, todo merece un grandísimo reconocimiento.

Cuando la foto es verdadero Arte e implica un esfuerzo mayúsculo, y mucho tiempo de experimentación, bien merece un sustancioso premio. Sin embargo, el valor, como en todo, lo pone el cliente, quién aprecia todo lo que comento aquí, y seguramente otras muchas cosas más.

AC Fotografía