El Castillo de Valderrobres

es una joya de la arquitectura antigua declarado patrimonio de Aragón.Todo empezó con un torreón fortificado. A medida que llegaba a su fin la Reconquista de España el carácter del castillo era cada vez menos militar.

Por el año 1300 el Rey Fernando IV cede al Arzobispo de Zaragoza la pertenencia del castillo y las tierras de Valderrobres.Un siglo después otro Arzobispo, García Fernández de Heredia, convierte el antiguo torreón en un castillo más amplio y acogedor para sí mismo y los altos señores de la realeza, comerciantes adinerados que hacían ruta entre el mar y el Aragón interior.

Entonces también comenzó la construcción de la Iglesia Santa María con rasgos góticos. Pero murió sin terminar la obra, hasta que fue retomada por otro Arzobispo en 1411, Dalmau de Mur, quién continuó la construcción en el punto dónde se encontraba.Dalmau finalizó la Iglesia y reformó la segunda planta del castillo de Valderrobres.

Aunque su uso era como residencia y almacén rara vez se utilizaba por lo que el tiempo hizo de las suyas sumando al Castillo y a la Iglesia en el abandono. Las reformas eran escasas, pero alguien como Hernaldo de Aragón en el siglo XVI, u otros en 1656, hicieron algo por el castillo y la iglesia para devolverles a la vida.

Cuando los principales monumentos y edificios del país pasaron a manos del Estado el abandono fue total, hasta 1980 cuando se comenzó la restauración definitiva del Castillo y la Iglesia de Valderrobres, en su aspecto que vemos hoy.

Actualmente el Castillo se utiliza como lugar habitual de acontecimientos culturales, exposiciones, congresos, actuaciones de música y teatro.Ciertamente la Iglesia Gótica y el Castillo de Valderrobres son edificios hermosos, con una majestuosidad que invitan a la reflexión.

Iglesia Gótica Santa María

Espero que estas fotos ilustren un poco lo que puedes encontrar cuando visites Valderrobres.

AC Fotografía

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *