Uno de los motivos de enfocar mi actividad en la industria como fotógrafo es haber encontrado a mi paso por internet cantidades ingentes de fotografías malas, o conceptos y motivos fotográficos repetidos hasta la saciedad.

Si cuando saltas de página Pyme en página Pyme y ves el mismo tipo de fotografía de mujer secretaria súpersonriente más el micro en la boca, es que algo no anda bien, o se intuye que ha privado la economía o el facilísimo barato.

No calibrar la importancia de las fotos en un sitio web es un error. ¿Por qué?

Es tal el sobreuso de este tipo de fotos pulcras y estériles que los usuarios de la red comienzan a rechazarlas inconscientemente admitiendo por defecto que la página web, o la Pyme, es otra más de la mayoría de sitios que no apuestan por la calidad y la exclusividad: aunque los servicios de la Pymes sean los mejores y más útiles del mundo.

La comunicación en internet entre empresa y cliente, parte del conjunto de imagen y texto que la Pyme, si lo piensa de antemano, quiere transmitir.

No hay otra forma de decir al cliente en internet lo que puede esperar de tu empresa, que la elección correcta del diseño web, texto y fotografía. Si escoges mal, mal te verán.

Una vez encontré una Pyme que vendía vigas de hierro para construir naves industriales. En la zona de fotos de productos, me llamó la atención las fotos apagadas, sin componer, y en especial una dónde aparecía el dedo en la esquina de quién tomó la foto.

Yo creo que no todo vale, y los clientes además de tus productos y servicios, merecen entretenimiento y buen gusto.

Industrial

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *