Cuando comencé a escribir en mi blog allá por 2004, el señor Enrique Dans ya tenía su particular batalla en las redes entre tecnología y legislación española, por ejemplo, contra entidades oscuras como la SGAE, cosa que le valió no pocas denuncias y capítulos judiciales.

¿Quién era ese hombre capaz de enfrentar su opinión “duela a quién le duela”, capaz de mover grandísimas corrientes de crítica e interacción en Internet? Visité su blog y no paré de leer ávidamente un post tras otro, no sólo sobre conflictos legales tecnológicos sino también sobre tendencias y otras cuestiones de Internet. Y desde entonces, le sigo permanentemente y recibo su post diariamente en mi buzón.

Que alguien sea capaz de escribir diariamente una columna en su blog con verdadero sentido intelectual y enjundia es digno de admiración. Su manera de acercar al público general cualquier tema tecnológico de una manera llana también es loable. Y lo mejor de todo, no tienes la impresión de estar ante una personalidad ni un gurú de los miles que pululan por Internet y se llaman así mismo Gurú, cosa que pienso hace que su popularidad sea gigante en el mundo hispanohablante, y por supuesto, por su conocimiento y su predicción visionaria de productos, servicios, tecnologías, y empresas de Internet.

Su lenguaje, como digo, es llano, y le canta las cuarenta al mismísimo Google si entiende que el gigante puede hacer algo mejor por nosotros, o por ellos mismos. Esa cuota de humildad y querer hacer las cosas bien, formar bien, informar bien, rectificar bien, lo elevan al altar de las personalidades más influyentes de Internet.

Enrique Dans en la Cámara de Comercio de Zaragoza

_mg_3445

Pues bien, la Cámara de Comercio de Zaragoza le invitó a la ciudad para impartir una charla sobre el nivel de actualidad de la tecnología, y hacia dónde vamos. Todo ello resumido en un título como “El cambio dimensional mucho más grande que Internet”.

Naturalmente, no podía perderme ese evento, tomé un par de fotos al comienzo y apagué la cámara para atender, como buen alumno.

Escuchar a Enrique Dans fue como un repaso por los miles de post que me he leído en su blog, pero con la diferencia de que las conexiones entre posts, ideas, creaban verdaderas frases nuevas que resumían toda una era tecnológica, algo que no es posible cuando lees posts sueltos. Así que escucharle fue descubrir a una persona apasionada por lo que hace, con sentido del humor, e histriónico por momentos para ganar la complicidad del auditorio.

Básicamente la charla giró en torno a las empresas que irrumpen en ecosistemas empresariales trastocándolo todo, empresas tecnológicas que prestan servicios sin ser ellas mismas propietarias de los medios para producir esos servicios.

Uber, transporte sin tener coches.
Facebook, noticias sin producir noticias.
Alibaba, ventas de productos sin tener almacenes.
Airbnb, servicios de hospedajes sin tener hoteles.

Isomorfismo

_mg_3437

Que estas y otras anomalías empresariales existan, viene a decir que el éxito hoy y mañana pasa por descomponer, desbaratar, obviar, eliminar, aquellas trabas o condicionantes que delimitan y definen un concepto de empresa, una forma de funcionar de una empresa.

Esto a su vez dice que las empresas se autoparecen en algo llamado Isomorfismo. Si todas las empresas de un sector son iguales y hacen los mismo de la misma manera, la única forma de destacar es romper lo establecido, lo que se supone debe ser. Una vez más, por eso que todos hemos escuchado alguna vez: “Lo hago así porque siempre se ha hecho así”. Error.

Cuando escuchaba esta parte no pude evitar hacer una comparación con las técnicas del Guión.

Una película sabes que es de Suspense, del Oeste, de Aventura, de Ciencia Ficción, etc, porque tienen códigos reconocibles que todo el mundo da por hecho. Una película de suspense o miedo, tarde o temprano tendrá una puerta que chirría, un falso estado de miedo, etc. Y el público espera reconocer estos códigos cuando se enfrenta a la trama. Violarlos no es sencillo, y de hecho, no es recomendable si quieres que tu película sea vista y apreciada. Violar esos códigos requiere de cierta ingeniería en el guión.

Pero si hablamos de empresas no hablamos de lo mismo. Hablamos del éxito y la viabilidad de la empresa así como su influencia en la sociedad. Todos los bares tienen los mismos códigos, banquetas, cerveza, barra, tapas, etc. Todas las academias tienen los mismos códigos, alumnos, mesas, sillas, pizarras, etc. Y así con todos los sectores.

Cómo romper los códigos de tu sector para explorar nuevas oportunidades de negocio, ese es el santo grial de las empresas de hoy. O lo haces tú con todas sus consecuencias y riesgos, o cuando venga una Startup fresca e imaginativa, no te quejes que irrumpe en tu mercado. Es así. Y funciona, porque los clientes de esas empresas nuevas, lo aceptan, y la validan.

Inteligencia Artificial

_mg_3432

Luego de esta foto actual del mercado que hace Enrique Dans le tocó el turno al presente más inmediato, o el futuro más próximo, según se vea.

La Inteligencia Artificial pisa fuerte, tanto, que ya existen algoritmos en Estados Unidos que son capaces de sustituir a varios Jueces juntos. El Sr. Dans, mencionó a ROSS, algoritmo que se ha leído toda la legislación americana con sus jurisprudencias y vericuetos judiciales, y como tal ejerce ya ante casos de la justicia. Increíble!

Y obviamente, los coches que ya circulan solos, camiones que transportan cargas de forma autónoma, y un sinfín de aplicaciones que echan mano de los datos y las machine learning. Entramos de lleno en las mejores películas de ciencia ficción.

Un algoritmo de inteligencia artificial es como una caja negra, entran datos, y salen datos, pero ordenados, con un sentido, una idea, una conclusión. Y hay empresas que ya crean esas cajas negras de forma online y colaborativa como “Servicios”. Sólo se necesita que introduzcas los datos de tu empresa. Pero si esto es ya así, ¿quién de tu empresa está capacitado para capturar datos, y que estos datos sean los correctos?

El futuro inmediato o el presente más próximo, según se vea, tiene unas interrogantes increíbles, es cuestión de sentarse bajo un árbol y pensar.

No hay que imaginar mucho para darse cuenta que la Inteligencia Artificial va a sustituir muchísimos puestos de trabajo, porque los algoritmos no se cansan, no erran, o errarán menos que los humanos. Y si esto va a ser así, ¿qué administración pública está sentando las bases para un cambio en el modelo productivo, en los puestos de trabajos? No lo sé. Pero no creo que sean muchas.

Y soterradamente a esto se refiere el Sr. Enrique Dans: “La Inteligencia Artificial es un cambio mayor al de Internet” Significa una nueva dimensión en cualquier ámbito de la vida humana. No se trata de Robots (que también) sino de algoritmos inteligentes en los objetos más insospechados, en la nube, en cualquier necesidad funcional para sacar conclusiones, en la economía, en la empresa.

Si resumiese la charla de Enrique Dans en un par de preguntas, ¿estás rompiendo tu empresa para descubrir oportunidades?, ¿haces lo mismo de siempre como siempre?

Bien, sólo me queda agradecer a la Cámara de Comercio de Zaragoza por su esfuerzo en traer a Enrique Dans. Y por supuesto, agradecerle a él, su charla.

Eventos Opinion & Tips

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *