Marzo. Invierno de 2014. Fui a parar al pueblo de Albarracín, uno de los pueblos más bonitos de España, catalogado así por mérito propio en muchas guías turísticas. Provincia de Teruel, región de Aragón.

Teruel es una de las regiones más frías de España, el cielo se encapota, llueve y nieva, con una frecuencia suficiente como para no olvidar el frío en mucho tiempo.

Y fotografiar en esas condiciones es simplemente una oportunidad diferente para capturar otros matices de los sitios, especialmente el color.

En un día soleado la luz diurna es tan fuerte que parece apagar los colores de las cosas, por eso la hora preferida de muchos fotógrafos es el amanecer o atardecer, “la hora dorada” como el momento perfecto para la belleza misma.

Pero los días grises, la lluvia, aún tienen mucho que decir.

En este álbum de Albarracín, si tienes un poco de paciencia y observas los puntos de vista del pueblo, puedes hacerte una composición espacial a medida que caminaba por entre sus calles angostas.

Espero que te guste! 😉

Travel

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *