Cuando me enteré, no recuerdo cómo, que había una película con una única secuencia, sin cortes, sin stop, sin la frase por excelencia símbolo del cine: ¡acción!, o apenas una sola vez para dar comienzo a toda la cinta, me dije: ¡tengo que ver eso!

El Arca Rusa, 2012, es un experimento fílmico con una puesta en escena soberbia. Casi 2 horas sin cortes en la grabación. Más de 2000 extras, 3 orquestas, 33 salas del Museo Hermitage, y una sincronización perfecta e increíble por el reto que supone empezar la película y no apagar la cámara hasta el final.

El Arca Rusa cuenta la historia de un personaje en conversación con alguien que puede estar vivo o muerto, a medida que avanza por el Museo Hermitage. Mientras tanto la historia de Rusia se va contando con algunos hechos relevantes en más de 300 años de Historia.

El film es excelente para cinéfilos y para aquellos que buscan aprender técnicas de cine viendo películas. El movimiento de la cámara es alucinante. Por ejemplo, lo que en otras películas suelen ser cortes o transiciones en postproducción entre escenas o tomas, aquí se sustituyen por planos medios largos sobre obras maestras del arte ruso, que bien son tiempos ganados para preparar los próximos pasos de la historia que se cuenta.

Existe un documental dónde Alexandr Sokurov es entrevistado y se cuenta cómo se hizo el Arca Rusa. Tenían pocas horas para grabar en el Hermitage, así que además el tiempo jugaba en contra. Puedes ver cómo se preparaban los actores, y cómo se preparaba también el único cámara encargado de encender la cámara una sola vez hasta el final.

Hay que advertir que este film no es para todos los públicos, ni se puede ver en cualquier momento. Hay que tener ganas de ver algo diferente, al estilo lento, lento, del cine ruso clásico. Y se debe conocer la Historia Rusa para entender la película, sino te será aún más lenta y poco entretenida.

Para apreciar los detalles de la vestimenta de época y del propio Museo Hermitage es recomendable una gran pantalla, y alta definición.

El arca Rusa
Fuente de foto:

Si nos ponemos en la piel del director por un momento, podríamos comprender la magnificencia de esta película en su retos técnicos. Por un lado la perfecta armonía de sus actores y extras para no errar, contar la historia, ajustarse al guión. Por otro, la visión increíble de antemano para guiar la cámara escena por escena, por escaleras, por dentro de la orquesta del final. Imagino un ejército de técnicos detrás de la cámara moviendo luces, cables, micrófonos.

El Arca Rusa es una película asombrosa por su ambición de contar o resumir 300 años de historia rusa. Una maravilla.

Curate Video Opinion & Tips

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *