Cuando empezaron los buscadores a crecer como grandes negocios lo hicieron porque entregaban aquellos resultados que eran relevantes, o aquellos resultados que mejor respondían  a las palabras introducidas en el cajetín de búsquedas.

Todos sabemos hoy que Google ganó esa batalla, pero BING, de Microsoft, aún no está muerto, y surgen buscadores nuevos como DuckDuckGo que pometen resultados verdaderos como al principio, y no como sucede en la actualidad.

Pero, ¿qué está pasando hoy con los resultados de búsquedas?

Como comenté en un Post anterior, y gracias a un estudio del profesor Enrique Dans, alrededor del 80% del espacio de la primera página de resultados de Google es publicidad suya o de otros, para determinadas palabras. Esto es claramente negativo para quién centra todos sus esfuerzos en el Posicionamiento Natural de palabras demandadas como Hotel, por ejemplo.

Y cómo puedes comprobar en esta página de DuckDuckGo, los resultados de búsquedas de Google o Bing reflejan las consecuencias de filtros o sesgos según el historial de búsquedas, tu historial de navegación, y tus trazas sociales en la web.

Esto se puede definir como una “Burbuja”, una “Trampa”, o la entrega de unos resultados que no tienen porqué ser los más relevantes de Internet, sino los que tu Buscador estima que te pueden interesar, o que, visto lo visto con el Caso Snowden, los que tu buscador quiere que veas deliberadamente.

Sé que esta idea es grotesca y rápidamente puedo imaginar lo que sucede en China con su Buscador, que esconde como un mago a los chinos lo que el Partido Comunista quiere que los chinos no sepan. Lo mismo sucede en Cuba.

Pero si pensamos comercialmente, Google puede esconder resultados relevantes de buscadores nuevos que amenacen su autoridad. O simplemente puede esconder resultados completamente nuevos y enriquecedores de una idea nueva que esté estudiando o consultando. Lo que lleva a navegar y buscar en Internet siempre en un círculo cerrado. Según una primera búsqueda, los resultados siguientes se basarán en la búsqueda anterior.

El caso es muy interesante. Puedo imaginar otras preguntas. ¿Qué porciento del “círculo cerrado” queda a la improvisación, o a la posibilidad de resultados que podrían interesarme pero que no aparecen?

En cualquier caso, sabiendo todo esto, sólo nos queda seguir utilizando lo que tenemos, asegurar que toda búsqueda que hagamos siempre pudo ser mejor, o inventarnos un Buscador nuevo.

Están avisados!

Eventos

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *